lunes, 11 de julio de 2016

Los obstáculos en el camino, un peldaño para Amazon.com

Algunos subestiman las posibilidades y grandes oportunidades que un obstáculo salvado pueden brindarnos, yo no.
Si me han leído desde que este blog dio inicio, sabrán que a lo largo de estos casi 10 años he encontrado muchos obstáculos en compañía de mi autora.
Tanto ella como yo, desconocidos en el mercado editorial, hemos luchado por mantenernos vivos sin contar con el presupuesto que las plataformas de mercadotecnia de las grandes editoriales ejercen.
Hemos probado desde la entrega de librería en librería hasta la cobertura a nivel nacional a través del pago de costosas infraestructuras de distribución en casi todos los puntos de venta que un libro puede recorrer.
Sin embargo los modelos de negocio cambian y ya no es sólo el esquema de consignación -que típicamente retrasa de 6 a 12 meses el pago al autor- sino la demanda de un presupuesto por anticipado para cubrir la logística de entrega y colocación de cada ejemplar, lo que se había convertido en un nuevo y grande obstáculo para permitirme sobrevivir como obra vigente.
Por un momento la posibilidad de ser publicado por una Editorial se presentó como una halagadora propuesta para mi autora, aunque después de valorar términos y condiciones de acuerdo al consejo de un especialista, estos resultaban desafortunadamente muy desventajosos para ella.

Para una artesana de las letras (título con el que mi estimado prologuista Fernando García Pañeda bautizó a mi autora) quien escribe de corazón y con el corazón, el escribir pierde sentido cuando no parece existir un camino factible de continuar dando la luz a sus proyectos; tal vez la ausencia de mejores noticias había venido retrasando las historias y más páginas pendientes de escribir por ella, aún en este espacio, o en el de los archivos que se crean en su computadora para relatar y retratar las imágenes proyectadas en su mente.

Después de darle vueltas al asunto con varios espressos y alguno que otro recuerdo del futuro, mi autora pudo descifrar el modo de superar estos últimos obstáculos.
Así que finalmente dimos vuelta a la página y logramos hacer de los obstáculos un escalón, el último peldaño para llegar hasta Amazon.com y en calidad de ebook  o Café Toscana Versión Digital .



Desde luego podrán seguir encontrándome en versión impresa a través de la compra en PayPal, en las pestañas adjuntas de este blog para las diferentes regiones, con el respaldo incondicional de mi autora.


El sueño de Susana Silva es poder continuar  compartiendo sus historias con ustedes, lo cual a la luz de las nuevas plataformas digitales, se vuelve una realidad garantizada.

Los invito a seguir recomendándome entre sus círculos de influencia, pues esas valiosas palabras son las que mantienen el corazón de Café Toscana latiendo aún.