martes, 4 de diciembre de 2012

Acercándome a mis lectores

Hace tiempo que no escribía en este espacio, porque mi autora se ha distraído con otros escritos, otros empeños y muchas ideas.

Como ya he compartido en el pasado, el uso de recursos dentro de este magnífico mundo lleno de posibilidades llamado internet, como Facebook y Twitter, ha acercado a muchos lectores a ella para hablar de mí y todo lo que yo les he inspirado.
De manera creciente, llegan a visitarme desde muchos estados de mi querido país, y desde muchos lugares de diversos países ¡Fascinante! Espero seguir leyendo sus comentarios, porque así la función primordial en este blog de conectar al lector con el autor usándome a mí como un recurso de sueños compartidos, será cumplida.

También a través de este maravilloso recurso de comunicación, algunos clubes de lectura han logrado contactar a mi autora, interesados en conocer más acerca de mí, de cómo nací, de cómo surgí y cómo es que sigo existiendo, ahora abriéndole el paso a mi libro hermano Sonidos bajo el agua.


Hace un par de semanas, mi autora se encontró con un grupo de lectura, integrado exclusivamente por mujeres cuyo punto de coincidencia, fue el mismo centro Gymboree que despertó a sus pequeños bebés a la estimulación. Ahora que sus bebés han crecido y se han convertido en adolescentes, lo que las mantiene unidas, además de su extraordinario compromiso con la lectura, es un enfoque que pude percibir en ellas y que me caracteriza: vivir la vida con pasión.

Para mi autora fue un placer reunirse con ellas, porque sus comentarios sobre mí fueron espléndidos, soy una de las pocas obras de su larga lista de lecturas, que ha complacido los gustos de la mayoría del grupo, soy una de sus obras favoritas.
Y eso para un libro como yo, es un honor, y además el impulso que me hace creer en que todos mis sueños pueden seguir haciéndose realidad.

Es mágico el efecto que se produce al cosechar los frutos de la lectura, esas conversaciones con los lectores, que se vuelven mis amigos por sentirlos tan cercanos y por haber yo invadido sus espacios más íntimos, aquellos que se acurrucan en la orilla de su alma.

Dentro de la larga y deliciosa plática, también se habló de mi novela hermana .... Lo cual me hace confirmar que cada línea escrita con el corazón, puede llegar hasta el corazón.

Espero seguir acercándome a los grupos de lectura tanto de modo colectivo como individual, ya sea a través de reuniones, notas, comentarios en este espacio, o sumándose a la lista de seguidores en Facebook o Twitter, es un honor, un placer y definitivamente un brillante y vívido recuerdo de mi futuro hecho realidad.

domingo, 30 de septiembre de 2012

"Sonidos bajo el agua" a la venta en...

La segunda novela, escrita por mi autora, ya se encuentra a la venta en importantes puntos de venta dentro de toda la república. El camino que yo ya he recorrido en estos años, ha permitido que la primera edición se colocara en su integridad en diversos espacios, que ahora acercan a mi obra hermana desde el principio, con todos los estados de la república. Tanto Sonidos bajo el agua como Café Toscana pueden adquirirse en línea en las pestañas superiores de este blog vía pay pal.

Me complace informar que Sonidos bajo el agua se encuentra a la venta en :









Y muy pronto en:



miércoles, 15 de agosto de 2012

La receta de pan de la casa

Escribir, a decir de mi autora, se parece a la bendita tarea de los panaderos, aunque en este caso consiste en amasar las emociones y sentimientos personales, agregando otros ingredientes como sueños, deseos, angustias, rencores, dolores y nuevos amores; tamizados en una mezcla que debe dejarse reposar hasta que leve, transformándose en un producto diferente, al que todavía falta darle forma.
Una masa que se estira, y recorta por unos lados, se agranda por otros, logrando así una nueva materia lista para hornearse: a fuego precalentado, temperatura precisa, tiempo indicado, no hay modo de acortar su cocción.  
Cada mezcla tiene sus propias instrucciones e ingredientes, no obstante todas ellas parten de la misma inquietud de comunicar mensajes importantes desde el corazón de un autor.
Escribir, para mi autora, sin conectar las palabras con el corazón, no sería posible. Y después aderezar con la magia del suspenso y del drama, qué combinación más deliciosa.
Amasar, hornear y al final lograr un producto que se espera exquisito para aquel que lo deguste, es una labor que requiere de esfuerzo y gran tenacidad.
El panadero utiliza sus mejores ingredientes y técnicas, aunque al final el comensal tiene la última palabra.
Bendito pan que nutre al organismo, de la misma forma que un escrito nutre las almas del autor y del lector que ha probado y aprobado el sabor de sus palabras.

sábado, 11 de agosto de 2012


El proyecto en fondeadora.mx, fue cancelado debido a que no cumplió con las expectativas deseadas.
Sin embargo hemos trabajado en el espacio de para poder proporcionar la opción de contribuir y adquirir de manera directa la obra de mi autora, a nivel internacional.
Los invito a descubrir las opciones detrás de las pestañas de Compra en línea.


A partir de $240 llévate
Un ejemplar de Sonidos bajo el agua y una bolsa ecológica promocional.
Incluye $60 para el envío por correo registrado. Desde fuera de México consultar precios y condiciones.


A partir de $400 llévate a precio especial
Un ejemplar de Sonidos bajo el agua y uno de Café Toscana, con sus promocionales, bolsa ecológica y delantal.
Incluir $60 para el envío por correo registrado. Desde fuera de México consultar precios y condiciones

A partir de $3,600 dirigido a Clubes de Lectura
Una presentación especial en donde podremos platicar de la obra con 20 libros de Sonidos bajo el agua , dedicados especialmente, acompañados de su bolsa ecológica.
La presentación deberá llevarse a cabo en zona del área metropolitana (de no ser así, habrá que agregar gastos por viáticos).

 

lunes, 18 de junio de 2012

Trailer del primer capítulo de "Sonidos bajo el Agua"

Dicen que las imágenes comunican más que mil palabras, y en este caso aplicable al primer capítulo de esta obra hermana "Sonidos bajo el agua". En un collage de fotografías y música, se presenta una extracción del primer capítulo de la citada obra, que aguarda sólo unos cuantos días más para cobrar vida.

Los invito a escuchar, breves sonidos más de los sonidos bajo el agua...

lunes, 11 de junio de 2012

Más de: "Sonidos bajo el agua"

Les comparto otro fragmento de Sonidos bajo el agua:

"Me imaginaba lo que podía suceder después de que la desconocida pagara la cuenta. Había una estación de metro cercana y las condiciones de aquella mañana eran como la continuación de la noche. Jamás deben tomarse decisiones ante la oscuridad, el simple entorno de su negrura nos hace ver las cosas peor de lo que podríamos pensar que son, y a final de cuentas con la bruma matutina en contra, era lo mismo; aún no salía el sol para ella.


Me propuse seguir a esta mujer haciendo a un lado mis obligaciones, ya que esto era definitivamente lo más importante; sería mi oportunidad de pagarle a la vida una deuda pendiente, contraída cuando un extraño me salvó a mí de ir al infierno, aunque en aquel momento yo pensaba que ya estaba viviendo en él.
La mujer, al igual que yo años atrás, caminaba todavía errática con miedo de tomar la dirección definitiva. La seguía a una distancia prudente.

Optó por ir hacia la estación del metro, igual que yo hace unos años, paulatinamente los recuerdos que pensé haber superado volvían a mi mente con el mismo dolor de aquel día.
Metro Station - Spagna
Justo en medio de la multitud, la vi acercándose a la temida línea amarilla, estaba temblando y miraba alrededor para buscar si alguien tenía puesto el ojo en ella. Recordé que ese había sido mi pensamiento final. Cuando ya estaba decidida, hice una revisión mental para descartar cualquier impedimento, los argumentos de la importancia de mi vida ya no eran válidos, el problema que me impulsaba a hacerlo era caso cerrado, no tenía solución, no había alternativas, lo importante ahora era llevar a cabo mi plan de manera exitosa."

© Fragmento de "Sonidos bajo el agua" por Susana Silva.


Si quieres contribuir a este proyecto de autor independiente, adquiere un ejemplar de "Sonidos bajo el agua" en preventa, revisa los detalles haciendo click en este link o envía un email a sonidosbajoelagua@hotmail.com

martes, 22 de mayo de 2012

Escuchando: Sonidos bajo el agua

"Será que la luz de la luna no alumbra igual que la del sol; es acogedora cuando con el resplandor de las velas invita a un par de amantes a recorrer todas las posibilidades de explorarse el uno al otro con esa tenue iluminación. Sin embargo, cuando alumbra a uno solo, proyecta una sombra solitaria recordando que no hay con quien compartir la oscuridad, ni los buenos o los malos ratos.


Por mi mente pasaron muchas opciones sin lograr encontrar “el valor” de abandonar mi existencia. Ahora sé que el valor era lo necesario para enfrentar mi realidad, sin embargo hubo veces en las que no logré conseguirlo, porque reconozco que en mi historia hay momentos de gran debilidad y cobardía.

Pensé en morir de manera real, aunque después, sólo para conciliar mi aceptación de seguir viviendo, encontré una alternativa: morir virtualmente.
Puede sonar increíble, ilógico, pero no cuando se está al borde del límite.

El dolor es tan fuerte que imposibilita pensar con claridad, partiendo el corazón, acompañado de la sensación de la cabeza a punto de estallar; sobrepasa a la razón que intenta desaparecer porque no se puede aceptar la realidad existente. Así es como surgen las ideas menos convencionales."
 
© Fragmento de "Sonidos bajo el agua" por Susana Silva.
 

Si quieres contribuir a este proyecto de autor independiente, adquiere un ejemplar de "Sonidos bajo el agua" en preventa, revisa los detalles en la publicación anterior o haz click en este link.

jueves, 17 de mayo de 2012

Proyecto publicación independiente: "Sonidos bajo el agua"

Me llena de emoción el anuncio de un proyecto hermano, el cual depende de todos ustedes queridos lectores para poder ser realizado.

La vida de mi autora ha cambiado mucho desde que mis primeros ejemplares llegaron a sus manos, el camino recorrido nos ha proporcionado aprendizaje y una valiosa perspectiva de la que se habla constantemente en este espacio: cumplir nuestros sueños en la vida.
Para llevar tan importante empresa a cabo, se requiere de mucha voluntad y gran fe, lo cual podríamos llamar pasión por la vida. De tal modo, que si para perseguir los sueños imprimimos toda nuestra pasión en ellos, el resultado más probable será el éxito.
Con una 3a edición de Café Toscana cerca de agotarse, se consolida la primera parte del sueño; la segunda y a partir del apoyo en toda esta gran comunidad de lectores, bloggeros, twitteros y amigos, se materializará con la publicación de Sonidos bajo el agua.

Como bien saben, este esfuerzo de publicación independiente se ha alimentado con el apoyo de su recomendación de boca a boca, con la promoción de medios dispuestos a invitar a mi autora para hablar de su obra, así como el apoyo de piezas clave en el mundo editorial.

En esta ocasión y con el fin de mantener la sustentabilidad en este proyecto, mi autora ha pensado en buscar la ayuda de un número limitado de lectores, que estén dispuestos a comprar Sonidos bajo el agua en preventa.

El mecanismo funcionará de la siguiente forma:

  • A través de un email a sonidosbajoelagua@hotmail.com el lector interesado manifestará su interés en participar en el proyecto, aportando $213.00 como precio de adquisición por cada ejemplar.
  • Tras recibir la solicitud del ejemplar, por la misma vía, recibirá los detalles de la cuenta de depósito y un formato en donde proporcionará su nombre, y en caso de que no pueda asistir a la presentación del libro a medios, la dirección a donde solicita el envío, considerando entonces agregar $60.00 por tales gastos, vía correo registrado.
  • En agradecimiento a su apoyo, el nombre de los lectores será mencionado en una página especial dentro de la publicación.
  • Los lectores serán invitados a la presentación en medios, que se llevará a cabo en cuanto se tengan los ejemplares impresos, considerando entre el proceso de gestión de recursos y publicación, un periodo de aproximadamente 3 meses.
A través de este esquema, serán ustedes mismos queridos lectores, quienes podrán contribuir a que Sonidos bajo el agua,  la nueva novela de mi autora, pueda publicarse de una manera sustentable y 100% libre de intermediarios.

Esperamos contar con su ayuda para lograr una pronta publicación, consiguiendo así que las historias que iniciaron dentro de un Café con aroma a esperanza, continúen llegando hasta sus manos y las de aquellos que tengan deseos de leerlas.


viernes, 27 de abril de 2012

Queremos crecer y por eso necesitamos leerte

Queremos que la comunidad de Café Toscana siga creciendo, y por ello te invito a participar en nuestra página de Facebook "Café Toscana la novela" , en donde podrás ayudar a que este mundo de sueños siga convirtiéndose en realidad.

Leyendo Café Toscana en Hawaii


lunes, 23 de abril de 2012

Feliz día del libro para mi Café Toscana

Una excelente ocasión para agradecerle a mi querida novela y a todos los lectores que la mantienen viva, por formar parte de un mundo en el que la esperanza es un estilo de vida.
En donde el deseo que con toda intención se persigue, consiste en encontrar el propósito de vivir cada instante con pasión, ya sea saboreando un sorbo de café en el paladar, o bien disfrutando del placer que nos permite saber, que vamos conquistando el éxito al hacer nuestros sueños realidad.
Ese camino que nos nutre el alma porque sabemos que estamos haciendo las cosas correctas, y nada nos podrá detener. Cuando la corriente sólo nos vuelve nadadores más fuertes, y la adversidad vuelve nuestro sueños más valiosos.

Felicidades Café Toscana y que nuestros sueños nunca nos abandonen.

jueves, 19 de abril de 2012

Entrevista hoy a las 6:00 pm en Nextimechannel.tv

El día de hoy nos abren espacio a las 6:00 pm, en el programa Sexo Oral y Escrito conducido por Gaby Carrasco, para hablar de mi historia, y la historia que hay detrás de mi publicación.

Será un placer que puedan acompañarnos en la entrevista, que se podrá sintonizar en vivo en el horario mencionado en  este link.

Agradezco a título de mi autora, el apoyo a la difusión de esta obra, que sigue escribiéndose en cada una de las historias que ustedes lectores, van creando con sus propios sueños.

domingo, 12 de febrero de 2012

Un espresso al despertar

Tamales preparados con recuerdos

Hace algunos días se celebró como todos los años en México, otra de esas tradiciones en las que nuestro país honra a sus fieles creencias católicas, pero sobre todo al mexicano fiestero que disfruta de un buen antojito con un muy merecido pretexto.


Estos eventos me conectan con los días de infancia, cuando al partir la rosca de reyes, si el “muñequito” salía en la rebanada, se adquiría el compromiso de pagar o hacer los tamales del día de la Candelaria. Recuerdo que por obvia razón, los invitados cortaban con mucho cuidado su pedazo, esperando salir bien librados en la partida.

El encanto de algunos recuerdos que tengo guardados, se relaciona directamente con la cocina de mi madre, será que soy de buen diente, o tal vez que mi infancia solitaria por el lugar que me tocó ocupar a distancia de mis hermanas mayores, encuentra cálida compañía en las remembranzas de algunos eventos, como aquel de preparar tamales junto a ellas y a mi madre.

El proceso era bastante complicado, no sólo por el hecho de poner a convivir a cinco mujeres en un mismo espacio, sino porque la actividad básica de batir a mano los ingredientes hasta conseguir la superación de la “prueba del punto” de la masa, no se consigue muy fácilmente.

Sólo de recordar la escena se me dibuja una sonrisa en el rostro: aquella cocina llena con todas en arduo trabajo, resolviendo una a una las tareas involucradas, unas desmenuzando el pollo y otras el puerco, al sazón de la salsa verde y recalentado del mole, porque no era posible pensar que la receta del mole de mi abuela pudiera hacerse al mismo tiempo, partiendo desde la molienda del chile seco desvenado, que era la forma de hacer mole en aquellos días y como Dios manda.

Mi madre batía la manteca a mano hasta que hiciera “ojitos”, y vaya que conseguir el coqueteo de esta grasa blanca, para que se volviera ligera, no era cuestión de poco esfuerzo. Luego a seguir batiendo con la harina especial para tamal, y sólo hasta que un pedacito de la mezcla fuera capaz de salir a flote en un vaso de agua, se podía tener la certeza que los tamales serían ligeritos, de tal modo que los invitados pudieran merendarse la cantidad que fuera sin empanzonarse.

No sé cuántos años tendría, pero me hacía mucha ilusión ver cómo el colorante vegetal, lograba teñir una pasta blanquizca, en una masa de vibrante color rosa mexicano. Nunca entendí por qué también la pasta de dulce que llevaba leche condensada para darle sabor, se aligeraba con un poco de caldo de pollo igual que en el caso de los tamales salados.
El proceso final cuando la masa estaba a punto y separada la dulce de la salada, consistía en medir con una cuchara sopera una buena “embarrada” en la hoja de maíz seca, allí venían siempre las discrepancias, no había que pasarse o se desbordaban y quedaban pesados, el equilibrio entre las cucharadas de masa y de salsa con relleno de hebras de pollo o puerco, requería de consenso y práctica.
A mí sólo me dejaban preparar los dulces, eran más sencillos porque sólo había que salpicarlos con uvas pasas. La envoltura también requería de un procedimiento bien establecido, de tal modo que en el proceso de cocción no fueran a abrirse las hojas.
Las vaporeras esperaban pacientes con agua hirviendo, hasta que se colocaban uno a uno cada uno de esos paquetitos que habían sido preparados horas antes, con tanto esfuerzo, trabajo y gusto.
Qué gran satisfacción se sentía cuando la cocina ya estaba recogida, y las hornillas de la estufa apenas dándose a basto, cocinaban todo ese cariño que se deposita en la cocina casera.

No sé cuántas veces habremos hecho tamales, pero de esa ocasión, cuando era muy pequeña, es de la que más me acuerdo, tal vez porque por mi corta edad no formaba parte de la conversación, y entonces mi perspectiva de la situación se enfocaba a observar. Prestaba atención a los diálogos y a las precisas instrucciones, fue entonces cuando aprendí que para la cocina no se necesita más que “hacer las cosas con cariño” como decía mi abuela María, y con sentido común agregaría yo.
Esos recuerdos tan valiosos para mí, son imborrables, son imágenes que cuentan historias de convivencia familiar. Hoy las familias se han vuelto más pequeñas, y las vidas más complicadas, no he vuelto a escuchar de alguien que acostumbre preparar los tamales como lo hacíamos con mi madre, aunque el simple hecho de haber recordado acaba de acariciar mi alma.
Lo único que cambiaría, en lugar de caldo de pollo le pondría almíbar de fruta a los tamales de dulce, sería bueno intentarlo para la próxima vez.

martes, 7 de febrero de 2012

De nuevo al aire en irradiatec.com

Nuevamente el día de hoy, mi autora participará de 13.00 a 14.00 hrs en la estación de radio del Tec de Monterrey Campus Santa Fe  en el programa "La otra cara de la familia" que conducen semanalmente Carlos Jácome y Claudia Helú.

Los invito a acompañarlos en la continuación de su charla sobre la igualdad de los roles entre las mujeres y los hombres en la actualidad y cómo en ese juego de inequidad se corre el riesgo de dejar atrás los sueños, cuando no existe el apoyo de la pareja.

Gracias por continuar compartiendo una taza de café con nosotros.


lunes, 30 de enero de 2012

El artículo de hoy en Milenio

Susana Silva, emprendedora cuyo sueño hizo realidad


"Café Toscana", una historia de esperanza escrita con el sabor de la pasión

Quería establecer una cafetería e incursionó con éxito en el mundo editorial. Convencida de que vale la pena soñar y luchar por ello, ahora escribe el guión para llevar su historia a la pantalla grande.

2012-01-30•Todas

.

Impulsada por la impotencia que nace de abandonar los sueños propios para dejar que los demás alcancen los suyos, Susana Silva decidió perseguir un anhelo que la hiciera sentir realizada, quiso iniciar una cafetería pero la falta de capital la llevó a modificar su objetivo y transformar su sueño en el escrito de una novela Café Toscana, una historia que permite al lector asomarse al universo femenino y reflexionar sobre el valor de los sueños y la necesidad de alcanzarlos, pero también sobre lo intenso y breve que puede ser la vida, tal como lo es una buena taza de expresso.



Pasión, entrega, fe y mucho trabajo han hecho que la historia, que destaca por su estructura narrativa, sus ricas descripciones y la manera de involucrar las emociones del lector, sobreviva estos años y el proyecto se mantenga vigente y cada vez con un mayor número de personas tocadas por su magia, como lo demuestra que en días pasados fuera ubicado como uno de los libros favoritos de los venezolanos en 2011, según una encuesta entre usuarios de Twitter.



Lo que empezó como una historia de esperanza, que llamaba a los lectores, sin importar su género, a luchar por la realización personal, en cualquier punto en que ésta se encontrara, acabó convertido en un motor de vida para su autora, quien ahora tiene claro que “si hay que soñar, que los sueños no sean baratos”.



Es por eso que Susana Silva sueña en grande y se prepara para llevar al cine su Café Toscana, novela que no sólo le valió el Premio Naucalpan de las Artes en 2008, sino la certeza de que la literatura era el camino al que quería consagrar sus ilusiones y esfuerzos.



Tres ediciones del libro y la crítica favorable de personas de los medios como Sergio Sarmiento, Martha Debayle, Maxine Woodside y Julieta Lujambio, coinciden en que la autora atrapa y sorprende al lector con un lenguaje cálido y fluido.



A cuatro años de que inició la aventura, Susana no pierde el piso, sigue siendo la misma persona en esencia, lo que cambió, confiesa, fue su horizonte, pues los nuevos retos asumidos convirtieron a esa mujer en una perseguidora de sueños.



“Estos años, dice, como mujer, “entendí que a lo largo de la vida, a veces perdemos de vista los proyectos individuales, nos comprometemos con la familia en tal forma que somos buenas madres, buenas esposas, pero nos olvidamos por completo de nosotras mismas, pero detrás de ese olvido está la convicción que nos puede convertir en emprendedoras de distintos proyectos” Como escritora, aprendió que tiene la oportunidad de tocar la vida de los demás, como se lo demuestra la correspondencia que recibe en su blog, la interacción con lectores de todas latitudes que se han internado en su Café Toscana para compartir su sentir.



Admite que quizá desde un principio pensaba que este sueño debía ir más allá de la publicación de la novela, trascender fronteras y llevarla a la pantalla grande. Sólo que el sueño, aclara, se ha ido “revelando” a medida que las posibilidades van encontrando camino. La palabra fracaso no existe para la novel autora, quien ya tiene lista su siguiente novela, a la que titulará Sonidos bajo el agua, y que estará a la espera de una editorial que se interese en publicarla.



Si acaso, reconoce, ha habido obstáculos, “el primero de ellos fue que las casas editoriales no estaban dispuestas a aceptar mi manuscrito (pero) no lo tomé como algo personal. Simplemente fue una opción no viable en el camino, entonces busqué otra. Apostar con medios propios a la publicación, nuevamente fue parte de la conciencia o idea de que sí funcionaría”, relata Silva, quien ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo en ir avanzando en esta empresa de convertirse en escritora, no sólo a base de talento sino de mucho “empuje” y de la misma paciencia con la que prepara la receta de un buen turco.



Amante de las señales que da la vida, Susana Silva cree en el destino, pero no en ese que se entiende como una trayectoria inevitable en nuestra vida, trazada por alguna fuerza divina ajena a nuestra injerencia.



Para ella, el destino está escrito para nosotros y por nosotros mismos; “habría que equipararlo a los recuerdos de nuestro futuro, de los que hablo en Café Toscana”, dice.



En este proceso, todo se vale y las nuevas tecnologías y las redes sociales han sido cruciales en el éxito de esta empresa, aún cuando no tiene conocimientos específicos sobre ellas, dado que se ha ido apoyando en ellas de manera intuitiva.



“Empecé el blog desde que se publicó la primera edición, hace cuatro años. Exploré redes sociales y sitios diversos, lo cual me llevó a hacer relaciones con autores independientes en España, en particular la amistad lograda con uno de ellos permitió que éste me obsequiara el prólogo incorporado en mi segunda edición”



El reconocimiento del Premio que en 2008 le otorgó el municipio de Naucalpan fue muy importante, pero sobre todo, las felicitaciones de los lectores, que van desde notas hasta diálogos personales, ellos son una retroalimentación muy valiosa y el impulso que me vuelca a seguir escribiendo”.



Susana Silva Bautista nació en la Ciudad de México. Es contadora pública y desde hace unos años incursionó en el mundo literario con favorables comentarios de la crítica, que le aplaude la forma, la técnica, la historia, pero sobre todo la capacidad con la que reflexiona de manera a veces divertida, a veces emotiva, sobre la aventura de vivir.



Susana mantiene un blog de la novela

http://cafétoscana.blogspot y una cuenta de “twitter” @Cafe_Toscana.



Carmen Varela

Café Toscana una historia de esperanza escrita con el sabor de la pasión

El día de hoy quiero agradecer a MILENIO por permitirle a mi autora aparecer en la contraportada del suplemento mensual TODAS, con una excelente entrevista que expresa fielmente sus palabras.

A lo largo del camino hemos encontrado muchos obstáculos, sin embargo, los puentes que van creando para nosotros las personas que apoyan nuestros proyectos, nos hacen CREER en que estos pueden seguir creciendo.

El interpretar las señales e ir conectando los puntos al estilo de Steve Jobs, forzaron a mi autora a vivir la vida de una nueva forma.
La pérdida de confort y equilibrio en nuestros espacios, nos vuelve necesariamente creativos y nos empuja a encontrar soluciones insospechadas.

Preguntar ¿por qué?, no vale, es mejor ¿para qué? Las respuestas van llegando poco a poco, sólo se necesita CREER y aceptar el hecho que corremos siempre el riesgo de hacer que nuestros sueños se vuelvan realidad, y esto para mí y mi autora se ha convertido en algo más que un pensamiento: una filosofía de vida.  

Gracias a MILENIO y a Carmen Varela por esta maravillosa entrevista.

domingo, 22 de enero de 2012

Un espresso al despertar - Paradoja

En esta ciudad el día comienza muy temprano para un porcentaje importante de la población, diferentes destinos y mucho tráfico nos obligan a madrugar para lograr cumplir con una importante condición de empleo que es la puntualidad, lo cual cada día va adquiriendo mayor mérito ante este caos citadino.


Uno de los placeres cotidianos, que no muchos disfrutan, radica en la contemplación del amanecer. A veces nos lo perdemos mientras nos vemos obligados a esquivar autos, o al revisar el reloj que no corre más despacio o incluso al trazar una nueva ruta en la mente que nos acorte la distancia y permita cumplir nuestra agenda del día.

Hace unos días decidí refugiarme en la bella ciudad de Puebla durante el fin de semana, para visitar sus típicas calles adoquinadas llenas de edificios que cuentan historias con sus iglesias maravillosas que visten de oro. La vista de sus bellos volcanes Popocatépetl e Ixtaccihuatl, es uno de los atractivos turísticos que no pueden evitarse, sin embargo no fue posible apreciarles, debido a las insistentes nubes que se plantaron a su alrededor.

Curiosamente en el camino que recorro diariamente por la mañana, aquel espectáculo que me quedó a deber la naturaleza hace unos días, me fue pagado con creces durante la semana.

La vista más espectacular de la Mujer Dormida, acompañada de su amante e incondicional Popo, la pude admirar gracias a un cielo despejado, con un colorido impresionante que los primeros rayos del sol imprimieron en el cielo matutino, similares a los que el atardecer permea con la puesta del sol. Naranjas en distintos matices delineados con la oscuridad todavía del alba, se montaron sobre los dulces sueños de una mujer postrada ante la vista de millones de espectadores que tal vez la ignoraron a su paso.

Cuando llegué a casa, me preparé un expreso y traté de entender la lección de esta paradoja. A veces salimos buscando encontrar lejos de nosotros, algún propósito u objetivo que debido a las circunstancias puede ocultarse a nuestra simple vista.

Hace falta redimensionar la perspectiva y el enfoque para apreciar lo que tenemos delante. Alejarnos un poco de la pintura para reconocer sus exquisitas características. Tener la consciencia alerta para que estemos realmente atentos, porque a veces nos desgastamos buscando lejos, lo que se encuentra justo delante de nuestros ojos.

Hay oportunidades que esperan sentadas a nuestro lado, de no elegirlas por pasar desapercibidas, puede ser que se tomen una siesta y aguarden por nuestra decisión, a veces es el miedo el que nos mantiene inertes, y el tiempo, el único que convierte a esas decisiones no tomadas en pérdidas irremediables, que ante un estado de inconsciencia, ni un majestuoso amanecer nos dejará reconocer.

domingo, 15 de enero de 2012

Un espresso al despertar

El placer de tomar Café

En torno al café se han dicho muchas cosas, versan dichos, virtudes y desventajas, probadas por estudios de diferentes corrientes y especialidades.
Existe un consenso en cuanto al estímulo positivo en el sistema nervioso a partir de la toma de una dosis de 200 mg de cafeína diaria, lo cual puede provocar un mayor estado de alerta, así como el beneficio de la claridad en las ideas.
Más allá de cualquier definición química o teórica, el café representa para mí un símbolo asociado con las pláticas compartidas con los seres más queridos y cercanos. Además, constituye una analogía perfecta con el sentido de la vida.

Para ser más específica debería entrar en detalles acerca de cómo se prepara una taza de café expreso perfecta. Las 4 M’s de Francesco Illy, fundador de la marca a la que el legado de su apellido ha dado nombre, son prácticamente un ritual para aquellos que disfrutamos de la dulce crema del café. La M de la mezcla perfecta, 100% arábiga. La M del molido preciso, gránulos finos casi hechos polvo. La M de la máquina, con la presión adecuada para lograr la extracción de la crema. Y finalmente la M de la mano del experto, que conjuga todos los elementos para crear una dulce y breve taza de café expreso.

Aplicando estos principios se logrará obtener de manera consistente una taza que no durará más de tres o cuatro sorbos. No obstante, para una amante del café como yo, el ritual de las 4 M’s que promete la obtención de un líquido dulce, con crema espesa de color avellana en la superficie, es un esfuerzo que vale la pena, para proporcionarme a mí y a mis invitados una sustancia llena de sabor. Existe una gran congruencia entre abrir una buena conversación con una buena taza de café: invita a la apertura, a la sinceridad, y en muchas ocasiones ayuda a romper límites, o acortar distancias entre los conversadores. La calidez de un buen café es difícil de igualar.

En cuanto a la perspectiva de su analogía con la vida, habrá que acordar primero cuán preciosa y efímera es ésta, para entender que el tratamiento de las mismas 4 M’s aplicadas a la preparación de la taza perfecta, pueden ser aplicados en la forma que decidimos vivirla:  

La mezcla perfecta se compone de nuestra propia esencia, de nuestros valores y de la materia que estamos hechos. La M para el molido es la forma en que tamizamos las experiencias que enfrentamos día con día, nuestra capacidad de pulverizar las dificultades para permitir que la presión que imprimen los eventos de esta maquinaria increíble y divina del universo siga extrayendo lo mejor de nosotros. Y finalmente la mano del experto, nuestra visión conformada por los sueños y proyectos que la voluntad se ha propuesto ir convirtiendo en realidad, que conjuga todos estos elementos para hacer de nuestros pasos en el camino, un momento memorable.

Un café al despertar me ayuda a abrir bien los ojos y la mente, y de esta manera les presentamos dentro del espacio de Café Toscana, y con el mismo enfoque y perspectiva que le ha caracterizado, esta sección que publicará entregas todos los lunes (o un poco antes) para abrir la semana con el espíritu de un buen espresso, que preparado con maestría nos recuerda la delicia de vivir la vida con el sabor de los sueños y la pasión de recordar nuestro futuro.

Susana Silva

Un café en Bolzano